Una chica desmemoriada ( #Winterhon )

Siempre tuve problemas de memoria. En serio. Soy de esas personas que no recuerda la edad de sus padres, cuál fue el almuerzo del mediodía o dónde guardo las cosas que no quería que se pierdan. No es un dato menor, ya que cuando trato de recodar cómo fue que me enteré de la Winterthon no puedo lograrlo… ¿fue en un post de Facebook, Intagram, Twitter? Imposible de saberlo, pero lo que sí sé es que estas redes se convirtieron en mis aliadas durante las tres semanas que duró la maratón y los retos.
Sería una hipócrita si digo que participé sólo porque me quería superar a mi misma en una maratón y leer muchos libros durante las vacaciones de invierno. Dicho de esa manera parece un lindo cuento de hadas. La verdad participé porque como buena lectora no pude resistirme a los premios que la Winterthon te ofrecía. Así que no me lo pensé dos veces y aunque ni siquiera entendía bien como funcionaba, me anoté.
Uno nunca sabe lo que puede esperar de los retos. Mi mente llegó a imaginarme -siempre exagerada hasta el limite- como una participante de Nerve, haciendo todo tipo de cosas solo por ganar un par de libros. Y más loco era saber que aceptaba esas imaginaciones y las alimentaba con estrategias que trazaba para no perder en nada. Sin embargo nunca me imaginé lo que realmente era la Winterthon…

Feliz día del amigo para todos 💕 Hoy en Argentina (mi adorado país 💖🇦🇷) se festeja el día del amigo, así que desde los retos #winterthon nos propusieron que subamos una foto con ese libro que consideramos nuestro amigo y expliquemos el por qué… Yo elegí #LaLeccionDeAugust Creo que es un libro que todo el mundo debería leer y una de las cosas que plantea es justamente que seamos amables con el otro. A mí me encantó, creo que fue un excelente compañero y me dejó muchas enseñanzas además de que pase por todos los estados de animo mientras lo leí. Lloré, me reí, me emocioné, me enojé, lo adoré. Creo que dentro del libro también se le da un valor importante a la amistad, así que sin más vueltas sin dudas este es el libro perfecto. Ustedes lo leyeron? Opinan lo mismo? #book #instabook #bookstagram #booknerd #bookshelf #books #amoleer #BookLover #bookish

A post shared by Mundo Aparte (@mundoaparteblog) on

El primer reto era elegir los libros para la maratón; elegí siete si no me equivoco -estupida y sensual memoria- y leí cinco en tres semanas (más uno que no estaba en la maratón). De hecho estoy orgullosa por eso ya que me superé a mi misma. Entre esas lecturas se encuentran Yo antes de ti, un libro que me encantó, Todo Todo, un libro que me decepcionó, Asylum un libro que me dejó sin palabras porque no sé si es una obra maestra o es realmente malisimo (aun lo estoy debatiendo conmigo misma), Las habitaciones secretas que estuvo mejor de lo que esperaba y Pregúntame, un libro que disfruté junto con mi hermanita.
Un tropezón no es caída, dicen. Pero en la Winterthon siento que me tropecé varias veces. La primer semana iba cumpliendo todo como una campeona hasta que llegó el reto de reseñar. Menos mal que venía afilada y pude leer tres libros. Todavía sigo pensando cómo hicieron para leer cinco otros participantes. Me hubiese gustado que este reto esté hacia el final de la maratón. En la segunda semana los acertijos y los emojis me golpearon brutalmente. Es allí donde te das cuenta que la maratón va más allá del invierno ya que tenés que leer mucho para hacerte una idea de los libros que pueden ser. Me anoté varios títulos que no pienso dejarlos pasar de este año. Sin embargo lo peor estaba por venir…

En la tercer semana aparecen las búsquedas del tesoro. Siempre me tomo mi tiempo en hacer los retos, los pienso mucho. De hecho me hubiese gustado que exista algún punto extra a por ejemplo; la foto más creativa o a la reseña mejor escrita, porque siento que así el esfuerzo de los participantes sería el doble y no harían las cosas sólo para sacarselas de encima, como admito me pasó a mi más de una vez. Retomando, me tomé mi tiempo para realizar la búsqueda del tesoro y algo terrible pasó. El día miércoles completé las primeras tres casillas y me dije a mi misma seguir el jueves. Pero el jueves tenía mil cosas que hacer y dejé el tesoro de lado. Cuando llegué a mi casa por la noche no daba más del dolor de cabeza. Eran las nueve y me dije a mi misma cerrar los ojos por dos horas asi a las once me despertaba y seguía el reto. Cuando el reloj despertador sonó a las once, lo apagué y me propuse seguir durmiendo, sin embargo mi conciencia no me dejaba tranquila, ni dormir. Once y media, prendo la compu y cuando quedan minutos para que termine el reto, completo la busqueda del tesoro.
A lo largo de los días me di cuenta que la Winterthon era mucho más que los premios. Conocí cuentas geniales, porque veía los trabajos de todos y además se me volvió rutina despertarme e ir directo al Tweet de la maratón para ver el reto del día. Hasta admito que stalkeaba a las chicas cuando en Winterthon no aparecía la consigna, una de las organizadoras, llamada Nani siempre tenía en tiempo el reto en su perfil, por lo que fue la que mas stalkee en estos días.

Más allá de los resultado obviamente volvería a participar, me gustó que los retos sean sencillos de cumplir y me divertí mucho haciéndolos. Aunque tenga mala memoria, no me voy a olvidar que este verano tengo que participar en la maratón que organizan, por que sino ¿como bajar la cantidad de libros pendientes?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s