Conociendo autores: Roberto Arlt

La literatura argentina tiene infinidad de talentos. Sin embargo, son muy pocos los que logran convertirse en leyendas. Roberto Arlt, es uno de ellos que se lo podría denominar el primer escritor del siglo XX. Y no porque tomándolo literalmente sea el primero que haya escrito a principios del siglo, sino por la importancia y el aporte que tuvieron sus obras en la literatura argentina, como también en su historia. Periodismo y literatura para este escritor, lejos de constituir esferas totalmente opuestas, son dos actividades que de manera natural, se conectan entre sí de forma recurrente ¿Cómo logró hacerlo desde la marginalidad?

LIT-ARLT ROBERTO-3-10/4/00Desde pintor y mecánico hasta cronista y escritor, Arlt trabajó desde pequeño para ganarse la vida. Hijo de padres extranjeros, que vinieron al país en búsqueda de mejores oportunidades y se encontraron con una realidad totalmente opuesta, se sabe muy poco sobre su infancia. Y lo poco que se lee sobre la misma está plagada de invenciones del propio Arlt, como por ejemplo, que no había terminado la primaria. Sin embargo, aprendió mucho en las calles del barrio porteño de Flores, donde uno de sus mayores sueños era ser un inventor que lo saque de la precariedad económica que sufría junto con su familia.

Ese sueño de ser un inventor, correspondía al periodo de prosperidad de los años 20’ en el país, donde comenzaba a asentarse el capitalismo en el mundo y con él las nuevas tecnologías como el avión, el teléfono, etc. En 1926, con 26 años de edad, consigue su primer empleo como periodista en el diario La Crítica dirigido por Natalio Botana. Este diario de masas tenía un estilo de prensa norteamericana donde privilegiaban el sensacionalismo. Arlt era el encargado de crónicas policiales o “nota carnicera y truculenta” como él mismo lo decía. El fin de escribir era el de resolver sus problemas económicos. Sin embargo, esto también le dio la oportunidad de relacionarse con más círculos literarios porteños.

Los policiales lo van a ayudar a conocer las historias de los sectores más desprotegidos de la sociedad. Esas nuevas experiencias más los suyas por pertenecer a una familia de inmigrantes le hará reflexionar sobre la crisis de los proyectos modernizadores del siglo XIX, que convirtieron a Buenos Aires en una babélica ciudad de inmigrantes, moradores de inquilinatos y conventillos cuya única realidad era la de las calles en que se desenvolvía su lucha por la vida.

En 1928 ingresa como columnista de las Aguafuertes porteñas en el diario El Mund

aguafuertes-portec3b1as
Recopilación de sus cuentos en Aguafuertes Porteñas

o de Alberto Hayres en el que colabora hasta su muerte y donde se publican varios de sus cuentos. El diario tenía una gran penetración en los sectores populares.

En las columnas se podían apreciar críticas a las costumbres que se estaban asentando en la sociedad producto del capitalismo. Esto lo lograba a través del registro irónico de una serie de tópicos, personajes, situaciones e historias que dibujan una estructura donde se reconocían múltiples aspectos de la cultura urbana de la época.

Esa mirada se desarrollaba sobre personas que deseaban adquirir valores que no les eran propios y  de esa manera aparentar algo que no son. Un ejemplo puede ser ‘Persianas metálicas y chapas de doctor’, donde expresa que para lo único que ‘los pequeños burgueses’, o que quieren aparentar serlo, quieren su chapa de doctor, es para lucirlo en una puerta. Puede ser que ni siquiera ejerzan su profesión, pero esa chapa les consuela a sus madres para presumir frente a sus amigas que su hijo se ha recibido, aunque el título solo le sirva de adorno o combinación para una casa con ventanas metálicas.

Arlt logró realizar un estilo propio que le era característico, que no agradó a muchos escritores de la época. La valoración de sus aportes se vio afectado durante mucho tiempo por las críticas hacia sus obras por parte de escritores representantes de un arte minoritario y europeizado que veían mal las expresiones lunfardas que Arlt utilizaba. Las críticas estaban dirigidas a averiguar qué era literatura y qué no lo era.

Sin embargo el simpatizaba conroberto-arlt una corriente donde lo importante para ellos era el arte comprometido con los problemas del hombre, viendo a la literatura como una posibilidad de contribuir a la trasformación de la sociedad. Despreciaba a esas personas que se decían escribir bien cuando solo eran exclusivamente leídos por correctos miembros de su familia y nadie más. En la aguafuerte que denominó ‘El idioma de los argentinos’, hace una crítica hacía esos escritores que se creen dueños de la gramática y no admiten nuevos modelos literarios. Para Arlt lo único que logran con esto son textos que “los alumnos se apresuran a olvidar en cuanto dejan las aulas”. No cree que exista algo malo en escribir como se suele hablar en la cotidianeidad y no cómo pretenden ellos, que se hagan con palabras que no se utilizarían en ningún contexto, algo tan simple como por ejemplo decir que se comió un sándwich.

Arlt se coloca en una posición donde pone de manifiesto que “escribir mal” –como se lo acusaba- no es tener un “mal estilo” más o menos plagado de metáforas sino que es una práctica significante que poco tiene que ver con el mal empleo de una palabra. Su modo de escribir hizo que se convierta en un escritor con una fuerte penetración en la sociedad.

La producción de Art permite comprobar la gran capacidad de su autor para adentrarse en los problemas sociales y políticos de su tiempo, y para exponerlos con imaginación y rigor: no sólo los que afectaron a la Argentina de su época, sino también los que pudo observar en los países por los que viajó y los que determinaban la atmósfera internacional cada vez más enrarecida que llevó a la segunda guerra mundial.

La gran diferencia de Arlt, con respecto a los escritores de esa época, es que él escribía por necesidad. No fue el caso del escritor argentino Jorge Luis Borges, por ejemplo, que estando en una buena posición económica escribía por pasión o como pasatiempo. Arlt tenía la intención de ganar plata con sus obras. Pero esta necesidad, a su vez,  lo ayudó a pensar en cómo escribir de tal manera que el público acepte lo que leen, lo que también contribuía a no escrachar completamente a sus personajes. Arlt es uno de los primeros que piensa en esos lectores y en cómo van a recibir la obra.

el-jorobadito-roberto-arlt-cuentos-libro-nuevo-d_nq_np_4133-mla2550967156_032012-fDentro del diario El mundo, también publica una serie de cuentos que más tarde se convierten en una antología llamada “El jorobadito”.  Allí tiene protagonistas que podrían considerarse como “anti-épicos”; los marginados, sean prostitutas, ladrones, locos forman parte de su elenco. Sin embargo estos hombres huraños, viciosos, sufridos que conviven en la marginalidad derrochan acidez e inteligencia en sus dichos, donde viven en una constante contradicción en sus vidas donde hacen lo que no quieren hace.

Lo que hace importante entender las obras de Arlt son los detalles que las envuelven. Los protagonistas están constantemente imaginando y contando algo que en definitiva no se sabe si algún día pasará o si en definitiva eso que cuenta es cierto. Aquí tiene un papel principal la subjetividad de cada personaje.

Por ejemplo en el cuento Ester primavera, el protagonista recuerda algo terrible  que le realizó a una mujer. Según él una carta infame. Pero el lector nunca se termina de enterar cuán infamante realmente fue esa carta. Quizá no fueron tan infamantes como el protagonista hace creer que son.

Y los cuentos en l Jorobadito, en general, giran en torno a constantes suposiciones e imaginaciones que tienen los personajes que muchas veces llegan hasta el absurdo. La intención de la obra arltiana, en este sentido, es la de escribir memorias o confesiones de marginados anti-burgueses, donde muestran vidas que escapaban a la moral dominante de esa época. El hecho de tener que haber escrito crónicas policiales le abrió un gran campo de posibilidades de conocer en profundidad a estos sectores y tener una sensibilidad especial hacía ellos, que luego fueron plasmados en sus escritos. 
los20siete20locos20-20roberto20arltOtra de las novelas consideradas como la más importante dentro de las obras de Arlt es Los siete locos, publicada en 1929. La historia trata sobre la vida de Remo Erdosain, cobrador de una empresa azucarera que es acusado de estafa. Para devolver el dinero sustraído acude a diferentes personajes como el farmacéutico loco Ergueta y el “Rufián Melancólico” y entra en la Sociedad Secreta del Astrólogo Alberto Lezin, quien proyecta fundar una nueva sociedad, basada en la opresión de la mayoría. La novela al igual que la mayoría de sus obras plantea una crítica social y una búsqueda filosófica, por decirlo de alguna manera, del sentido de la vida.

La importancia de la novela radica en que contiene ingredientes de la situación socio-política tanto argentina como internacional: los fascismos y el comunismo, las aspiraciones revolucionarias y el poder capitalista, la amenaza de las dictaduras militares, la angustia de entreguerras. Estos profundos cambios, a su vez, se ven plasmados como una vida intensa y angustiosa por parte del protagonista, donde todo lo que hace solo lo lleva al fracaso.

Si se suele hablar de Arlt como el primer escritor del siglo XX, es porque dio sus frutos más importantes. Con una gran lucidez vio las grietas que tenía el sistema y las presentó a través de sus escritos de manera que fueran bien recibidas por el público que lo leía, ya que con eso se ganaba el pan de cada día.

Otra de las novedades que presenta Los siete locos es el rol del comentador. Arlt inventa un personaje que está fuera de la historia y que contradice los pensamientos que tiene el protagonista. Es decir, se encarga de que el público entienda que aquello que el protagonista imagina que pasa, en realidad no sucede y que es mentira. A partir de una nota al pie que en cualquier otro libro sirve para dar un carácter de verdad a lo que se cuenta, en Los siete locos funciona de modo contrario ya que expresa que el personaje que está narrando tiene un velo ante los ojos por lo que no puede representarse la realidad sino solo fragmentos de ella.

La función de este comentador que debería ser la puerta de acceso a la verdad, obliga a confrontar puntos de vista, a revisar la información y ponerla en duda.

Por otro lado, existe un dato indagador sobre la obra.  En la reedición de la novela, Arlt tiene la necesidad de agregar una nota del autor, donde explica lo siguiente:

“Sería irrisorio entonces creer que las manifestaciones del Mayor han sido sugeridas por el movimiento revolucionario del 6 de septiembre de 1930. Indudablemente, resulta curioso que las declaraciones de los revolucionarios del 6 de septiembre coincidan con tanta exactitud con aquellas que hace el Mayor y cuyo desarrollo confirman numerosos sucesos acecidos después del 6 de septiembre”.

El golpe de estado al radical Yrigoyen se produce después de la publicación del libro lo que plantea preguntas como ¿es posible que la obra haya sido la que inspiró ese movimiento revolucionario? O más aun ¿Es posible que la obra haya influido en el destino de un país entero?

Aunque hoy en día, en la Argentina nadie duda de la importancia de la obra arltiana en el canon nacional y, con frecuencia, se suele compararla y contrastarla con la de Jorge Luis Borges, no fue así desde el primer momento; prácticamente hasta mediados de los años cincuenta, a pesar del homenaje que recibió de sus compañeros en agosto de 1942 los críticos no se ocuparon de sus textos. Más tarde será el gran escritor influyente de mucha literatura tanto argentina como latinoamericana que abrirá el campo de pensar a los textos literarios desde los lectores y buscar el modo de llegar a ellos de manera casi tan original como lo logró Roberto Arlt.

Anuncios

14 Comments

  1. maarlopez

    ¡Hola! Nunca escuché del autor pero me llama la atención el libro de Los siete locos. Me gustan esos libros que aunque tratan sobre otra temática/género, se puede ver el trasfondo social en el que fue ambientado. Tengo varios libros así pero del 2000, tal como Y2K efecto 2000.

    ¡Saludos!

    Me gusta

  2. Francisco Vogt

    Hola Ana! Todo bien?
    Tengo muchas ganas de leer El juguete rabioso de este autor. Nunca tuve la oportunidad de hacerlo, y realmente me gustaría adentrarme en este título que ha sido muy aclamado con el paso de los años. Conocer su prosa y ver como expone ciertos temas sociales en sus escritos. Si te soy sincero, no sabía ningún tipo de información en lo que refiera a la biografía de Roberto Arlt, pero tu entrada me sirvió para conocerlo un poco más. Está bueno conocer un poco lo que hay detrás de un libro y de un escritor para que luego dicho libro cobre más sentido (más que nada con los clásicos, no?)
    Saludos

    Me gusta

  3. Xime

    Hola! La verdad que, aunque todo lo que contas es my relevante, tengo un cierto recelo de los autores argentinos, sobre todo si son del siglo XX. Y no es porque piense que escriben mal o que están sobrevalorados ni mucho menos, sino que mis clases de Lengua del colegio hicieron que me harte. Tanto análisis y tanto leer algo que no me interesa hizo que no quiera leer absolutamente nada del siglo XX, y todavía tengo mis prejuicios (de los que intento deshacerme) hacia los autores latinoamericanos en general. Y es un poco triste que teniendo tantos autores de renombre que revolucionaron la literatura cada uno a su forma, doce años de educación no logren que uno esté interesado. Lo dice una persona que AMA leer, así que imaginate al que no le gusta. Pero me pareció genial que le des espacio a estos autores de los que tendríamos que saber al menos un poquito más. Besos!

    Me gusta

  4. Belswan

    Hola 🙂 Jamas habia leido ni sabia la historia de este escritor. Sor supuesto, desconozco todos sus libros y la verdad que tampoco me atraen mucho. Me gustan mas otros estilos. BSS

    Me gusta

  5. Abril

    ¡Buenas! me gusta mucho cuando la gente habla de escritores de su país. En mi viejo blog tenía una sección similar hablando de escritores que me gustaban 😀
    De este autor tengo los siete locos y ahora que leí el análisis me dieron aún más ganas de leerlo.

    ¡Me gusta mucho esta sección!

    Me gusta

  6. uutopicaa

    WOW. Los siete locos es un libro que me fascina desde que estaba en el secundario, pero nunca me había puesto a leer sobre el autor.
    Supuse (por su forma de escribir) que habría tenido una vida bastante dura en algún sentido, aunque los datos nos los conocía.
    Excelente entrada.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s